Nuestro Futbolín Profesional

Hace más de 70 años que el Futbolín Córdoba es sinónimo de futbolín profesional.

Por la calidad de los materiales usados en su construcción, que le dotan de una robustez y estabilidad extraordinarias, su inconfundible diseño que ha permanecido inalterado durante todos estos años, su gran jugabilidad que permite hacer infinidad de trucos, arrastrar la bola, cambios o vaselinas, pero por encima de todo, por las miles y miles de partidas y campeonatos, que jugadores profesionales y aficionados, de todas las edades, han disputado y siguen disputando con él.

No aceptes imitaciones, si quieres comprar un auténtico futbolín profesional con todas las garantías, este es el tuyo.

Futbolín Profesional

Características de un Futbolín Profesional

Materiales

Para fabricar un auténtico futbolín profesional, sólo se deben utilizar materiales de máxima calidad.

En nuestro caso, el mueble se construye con haya maciza vaporizada. Durante el proceso de vaporización, que dura unas 90 horas, la madera se somete a un tratamiento, previo al secado, que consiste en exponer las tabicas a vapor de agua a una temperatura de entre 90º y 100ºC. Su objetivo es eliminar las tensiones internas que se han producido en la madera debido a su crecimiento, disminuir su carácter nervioso y su elasticidad. Con este proceso la madera adquiere una tonalidad más rojiza y se elimina su tendencia natural a torcerse y a abrirse.

Las barras del futbolín, los cojinetes y los topes de portero, son de acero cromado y los marcadores empotrados de bolas de madera, el picabolas y los ceniceros, son de acero inoxidable, garantizando su durabilidad y evitando la aparición de óxido con el paso de los años.

Jugadores Futbolín Profesional

Los jugadores se fabrican con aluminio inyectado y se pintan con aerografía, para después secarlos en el horno a alta temperatura. El resultado son unos jugadores muy resistentes al desgaste.

El terreno de juego de un auténtico futbolín profesional lo es todo. Debe ser duro, para que la bola no bote, con una ligera rugosidad que permita controlar la bola y arrastrarla entre los pies de los jugadores, y muy resistente, tanto al desgaste por el juego, como a la humedad. El material que cumple todas estas exigencias es el fenólico. Si además las líneas se serigrafían a mano con poliuretano, conseguimos que no se borren por más partidas que se jueguen.

Todos los materiales utilizados para la construcción de nuestro futbolín profesional son de fabricación nacional, de madera maciza o metal. No se monta ninguna pieza de plástico o material de inferior calidad.

Jugabilidad

Cuando estamos inmersos en una partida de futbolín en el bar o en casa, los pequeños detalles de su diseño marcan la diferencia para que podamos aprovechar toda nuestra habilidad.

Una pista con poca concavidad hará que la bola sea lenta y una concavidad excesiva dificultará enormemente su control.

Una altura inadecuada de los pies de los jugadores respecto a la pista hará imposible poder pasar la bola a otros jugadores con precisión. ¿Y los goles de portero? ¿A quién no le gusta poder hacer un gol de vaselina con el portero? Esta es una de las características únicas y más apreciadas de nuestro futbolín. Una perfecta combinación de la pendiente del campo, la altura de los pies del portero y el peso de la bola, hará volar el balón directamente hasta la portería contraria.

Otro elemento clave para tener una buena experiencia de juego son las molduras del futbolín. Tenemos molduras en los laterales del campo y en las porterías. La función de las molduras laterales es devolver la bola hacia el terreno de juego. Si no tienen la anchura y pendiente exactas, la bola rodará por ellas y frenará el juego. El objetivo de las molduras de portería es evitar que la bola salga revotada fuera del campo con los disparos más potentes. Su oquedad central, característica única de nuestro futbolín profesional, la frena y permite que los defensas contrarios la puedan controlar para iniciar una nueva jugada.

Y no nos podemos olvidar de las bolas del futbolín. De madera, de corcho, de plástico inyectado o de baquelita. De distintos materiales, pesos y medidas. Los mejores futbolines profesionales de bar suelen utilizar bolas de baquelita. Son muy duras, perfectamente redondas y de un peso entre 30 y 40 gramos, para que el juego sea rápido.

Diseño

De entre todos los futbolines profesionales, el Futbolín Córdoba se caracteriza por su inconfundible diseño, inalterado desde hace más de 70 años. Típicamente en color rojo y con nuestra marca serigrafiada en el centro de la pista.

Es el futbolín de bar típico, el futbolín catalán original. Las patas se han sustituido por una peana de madera, con cuatro piñas redondas niveladoras. Esto lo confiere una estabilidad única y un peso total de 160 Kg.

Todas estas características, junto con un mantenimiento prácticamente nulo, hacen que este futbolín sea el futbolín profesional preferido por los bares, operadores, empresas y particulares. Un futbolín de madera maciza sin componentes electrónicos, con infinidad de acabados y posibilidades de personalización, al alcance de todos.

Mueble Futbolín Profesional